VERDADES PERTINENTES SOBRE LA UASD EN LA ROMANA - DIARIO QUISQUEYA

VERDADES PERTINENTES SOBRE LA UASD EN LA ROMANA

Compartir con mis amigos en :
Heriberto Marte

Es la primera vez, que externo un comentario en torno a las luchas que sostuvimos por varios años, quienes conformábamos las filas del Movimiento para la Integración Sistemática (Mi País) y los voluntarios de la Fundación Universitaria Romanense (FUNIR); para que nuestra provincia cuente con el Centro Universitario Romana de la UASD (CURU). Hoy les escribo, debido a los comentarios externalizados por varias personas por este medio. En ellos aluden sobre los méritos que a su juicio, me he ganado; por mis aportes a nuestra provincia. 

Solo los miembros de Mi País y voluntarios de la FUNIR, conocen de las dos visitas que el Dr. García Fermín, Exrector Magnífico) la UASD, realizó a mi residencia, muchos meses antes de su primera reunión con los arribistas del partido de gobierno, en el 2010.

Todas las luchas y enfrentamientos que esceníficamos contra las autoridades gubernamentales electas y nombradas, durante el período 2008-2010; sucedieron por su abierta negativa y oposición a lo que entonces era el Proyecto de la UASD en La Romana. Durante esos años de lucha, enfrentábamos a quien nos saliera al frente; sin más interés, que el de ver a los jóvenes romanenses tener la oportunidad de estudiar, dentro de los límites de la geografía romanense. 

Al definir nuestra estrategia de lucha en el 2008, los directivos de Mi País y la FUNIR, concordamos que yo era la persona indicada para servir de punta de lanza contra los chaqueteros del momento. Nuestro objetivo era doblegarles el pulso y llevarles a abrazar el proyecto de la UASD como suyo; una vez obtuviésemos la promesa de su establecimeinto. Nuestra táctica funcionó con la precisión de un reloj suizo y cuando ya teníamos el compromiso firme del Dr. García fermín; los infiltrados en nuestras organizaciones, llevaron las informaciones que deseabamos a los círcuos de lugar y estos hicieron los aparatajes del 2010 y en el proceso; cumplieron los vaticinios que habíamos externalizado al definir nuestra estrategia.

Recuerdo los momentos cuando personas que hoy comen, gracias a el establecimiento del centro universitario de La Romana, se acercaron a mí en el 2010, diciéndome: "No me quiero quedar fuera; inclúyeme en el proyecto." A esas personas y todas las que se nos acercaron cuando ya era inminente el establecimiento del centro; les dimos cabida; porque la UASD en La Romana, no era, ni es de nadie en particular; mas bien, es de todos los que convergemos en esta provincia y en el país. Les dí cabida, además porque, lejos de lo que pensaban; no me interesaba, ni me interesa ahora laborar para la UASD, ni ninguna otra entidad académica en nuestro país. He colaborado a título de voluntario, en varias universidades dominicanas. Las autoridades de la UASD, durante esos años, manifestaron su interés en tomarme en consideración, para que laborase en el centro universitario de nuestra ciudad; sin embargo, cortésmente decliné. 

Respecto a un comentario emitido sobre la reunión del Claustro (Consejo de Directores) de la UASD en el Hotel Bahía Príncipe de Samaná, en el 2010. La Rectoría de la entidad me informó y me invitó a esa reunión. Sin embargo, decliné participar, porque entendí, que algunas de las personas que asistirían a esa reunión, acusaban y aún acusan epidermis hipersensitivas. Entendía además, que sus descomunales egos podrían malograr los objetivos que se materializarían en esa convocatoria. Ellos buscaban estampar su firma en un documento que evidenciaba el triunfo de La Romana; triunfo que quienes fueron a Samaná; no contribuyeron a lograr; pero cuyo meríto deseaban para sí, con vehemencia. 

Nueva vez, para mí, esa reunión era evidencia del triunfo de La Romana, por la intervención de los residentes de esta, que lucharon por tres años; bajo las sobrillas de Mi País y la FUNIR. Ahora me convenía menguar; puesto que habíamos logrado nuestros objetivos; ya no era necesaria mi resistencia.

Al informarle mi decisión de no asistir a esa reunión, a las autoridades de entonces de la UASD; estas me manifestaron, que mi lugar en la historia podría ser usurpado. Mi respuesta a ellos fue, que mi satisfacción era haber persistido en el proyecto hasta que el Dr. García Fermín, lo hizo suyo; tal cual me manifestó en mi residencia y ratificó en otra reunión en el Colegio Quisqueya; al enunciar: "Heriberto, me demostró en su residencia la necesidad de un centro de la UASD en La Romana." "Le he prometido que el centro de ustedes, será el próximo y último que inaugure, antes de concluir mi gestión, al frente de la Universidad Autónoma de Santo Domingo."

Me ennoblece saber que hay tantas personas, quienes sin mi solicitud, están dispuestas a grangearse el desprecio de esbirros; con el objetivo de hacer que brille la verdad. A ustedes, nueva vez; mis agredecimientos. Sin embargo, recuerden que la victoria interna; o sea la satisfacción de hacer lo correcto y saber que lo hemos hecho, es más importante que la victoria externa, o aplauso de los demás. 

Post Data: Por favor, no confundan esta intervención, con interés de que me otorguen un certificado. Los enfrentamientos con las autoridades de gobierno y el subsecuente establecimiento del CURU; constituyen mi certificado.

Copyright © DIARIO QUISQUEYA. Designed by SocialMegaClick