Es un infierno, esa gana de besarte - DIARIO QUISQUEYA

Es un infierno, esa gana de besarte



El miedo nos consume y el día viene y se va
Con las mismas ansias de vernos juntos
Le digo a mi corazón que espere
Pero, tú le dices que ya es tiempo

Es un infierno, esa gana de besarte
No es miedo; sino por miedo
Maldito sea el miedo que no nos deja
Mientras tanto, nos morimos de ganas

El querernos se queda en el olvido
El tiempo viene y de pronto se va
Los deseos llegan y se esfuman en el silencio
Tú y yo en la distancia, nos morimos de gana

El miedo de perdernos una mañana o unas tardes
Miradas infinitas que se van con el olvido
Deseos de querernos que llegan con el viento
Y tus publicaciones devoran mi corazón y me dices

Sé que me quieres
Y sabes que te quiero
Como perdí la que más quise
Perderte mañana, yo temo

Me dice el aire en silencio 
Ella no te quiere perder, pero, tiene miedo
Me dice el corazón que nos amamos
Pues, maldito sea el miedo nos atemorizó

Consulto con mi almohada
Me comunico con el más allá
Me niego a creer al adivino 
Pero, el silencio es mi testigo

Junto al señor de los mayas
Tiemblo y lloro como un niño 
Como Prometeo encadenado
Soy castigado con furor y llamas

La paciencia se agotó; hoy, soy un rebelde
Con arrugas en la frente, me miran las tías
En su silencio, escucho voces rehenes 
y me susurran al oído; ¡Del amor, somos espías!

Nunca se había escondido el silencio
Pero, hoy, ¡Auxilio! gritó de miedo
No sé si eres tú o si soy yo
Pero, el miedo ha sido vencido

Ya no hay esperanza ni del ir al infierno
La música del silencio tiene su emporio
Pero ayer, el imperio del miedo fue abatido
Y hoy, sin pena, de ti, estoy muy enamorado
Copyright © DIARIO QUISQUEYA. Designed by SocialMegaClick